Condorchem Envitech | English

Tag : salmuera

Home/Posts Tagged "salmuera"

Vertido cero en lavado y desalado de jamones

salmueras lavado jamonesDespués del salado del jamón es preciso hacer un lavado con agua para eliminar los restos de sal que quedan en la superficie, esta operación conlleva, además del consumo de agua potable, la producción de aguas residuales con muy elevado contenido en sal que no pueden ser vertidas por su elevada contaminación, la gestión externa de este residuo de salmueras en España es muy costosa. Recientemente se han introducido en el mercado maquinas para el desalado y lavado con sistemas de bajo consumo de agua, que ayudan a llevar a cabo un proceso de desalación sostenible.

Condorchem propone un innovador equipo, DESALT ECO DRY, que permite separar completamente, a muy bajo coste, la sal del agua mediante equipos compactos y automáticos de evaporación al vacío. Solo se consumen 250 w por litro, no hay ningún coste más, se obtiene sal seca sólida que se podrá comercializar como subproducto (deshielo de carreteras y accesos, regeneración de equipos de ablandamiento de agua, etc.) o cederla como residuo sólido no peligroso. Actualmente se esta investigando un procedimiento para esterilizar/purificar completamente la sal recuperada y obtener la clasificación de apta para el consumo lo que permitiría reutilizarla en el salado de los jamones.

pdflavado y desalado de jamones con vertido cero de aguas residuales

Tratamiento de purgas de desulfuración en centrales térmicas

evaporador desulfuracion central termica condorchemEn cumplimiento de la normativa medioambiental referida al nivel de azufre en los gases de emisión a la atmósfera, las centrales térmicas implantan la tecnología de desulfuración, que desarrolla el siguiente proceso: los gases procedentes de la combustión de carbón en la caldera, una vez pasados por los electro-filtros, son impulsados por unos ventiladores hacia un calentador gas-gas donde se aumenta su temperatura. Una vez han alcanzado la temperatura requerida, se introducen en el absorbedor o scrubber, donde la lechada de cal (absorbente) captura su SO2, y utiliza aire de oxidación para favorecer la reacción química. Desde allí los gases se dirigen hacia la chimenea para evitar condensaciones y salen al exterior a una temperatura superior al punto de rocío del azufre. Gracias a este proceso de desulfuración, el SO2 se reduce en un 95%.

Como resultado del proceso, en el fondo del absorbedor queda una lechada de yeso que, una vez desecada, se transporta a una planta de Residuos Sólidos Urbanos (RSU). Alternativamente, estudios recientes están evaluando la posibilidad de que como subproducto se utilize en otras aplicaciones, como enmendante de suelos y producción agrícola. Igualmente, el agua de filtrado obtenida es en su mayoría reutilizada en el mismo proceso y sólo una pequeña parte (purgas) se deriva a la planta de tratamiento de efluentes.

Dicha planta consiste principalmente en un evaporador al vacío tipo flash a circulación forzada para tratar las purgas del scrubber de la desulfuradora, después de pasar por una etapa previa de depuración Físico-Química. El agua salobre se destila en el evaporador y se obtiene agua destilada de alta calidad que se recicla al absorbedor o scrubber, mientras que el concentrado (salmuera) representa menos del 5-10% en volumen del agua tratada. En este proceso se obtiene un VERTIDO CERO.

Tratamiento de salmueras en extracción de petróleo

salmueras extraccion petroleo

Las aguas congénitas, aguas saladas o salmuera líquida (en inglés, produced water) son un subproducto de la extracción de crudo al igual que el gas natural que fluye a través del pozo. Una vez separadas las aguas congénitas del crudo se verifica que estas contienen una concentración de sal de entre 10 y 150 g/l (2,2 a 50 libras/barril), además de bicarbonatos, sulfatos, calcio, magnesio y restos orgánicos. El vertido incontrolado genera un enorme impacto sobre el medio ambiente y puede contaminar cauces de agua dulce si no se evita la emisión sobre el terreno. La gestión de este fluido contaminante en las explotaciones terrestres es complicada y costosa mientras queel tratamiento en sitio mediante evaporadores al vacío permite resolver el problema de una forma eficiente y a bajo coste.

Normalmente en la extracción de crudo se obtiene una cantidad apreciable de gas natural que, salvo que se canalice (gaseoducto) o se comprima (GNL) para facilitar el transporte y comercializarlo como combustible, se suele quemar en teas en el propio campo. Esta energía disponible, barata y limpia se puede utilizar en evaporadores al vacío para el tratamiento de salmueras, para tratar aguas congénitas, aguas servidas, etc.

También es frecuente en algunos campos disponer de vapor procedente de generadores que inyectan vapor para favorecer la extracción de crudo pesado. Por último, la producción de energía eléctrica es realizada por moto-generadores,así como equipos más sofisticados de cogeneración, es decir con producción de fluido eléctrico y fluido térmico (agua caliente y humos de combustión), que puede ser aprovechado.

Cualquiera de las formas de energía disponible en el campo es aprovechable en los evaporadores al vacío.

pdf

Tratamiento de aguas congénitas

Evaporadores al vacío para el tratamiento de salmueras

evaporadores al vacío para tratamiento de salmuerasEl tratamiento de salmueras es una de las mayores preocupaciones medioambientales en las empresas que generan este tipo de residuo, debido a su alta carga contaminante y a las dificultades que supone su tratamiento.

La salmuera es una solución acuosa concentrada con una o más sales, generalmente cloruro de sodio. Las salmueras se generan en múltiples actividades industriales, siendo las más comunes las plantas de generación de energía, la industria del curtido de pieles, la industria que producen alimentos en conserva (olivas y encurtidos, salazones, jamones y embutidos, etc.), las industrias química y farmacéutica, así como todas aquellas que tratan elevados volúmenes de agua (descalcificación, desmineralización, ósmosis inversa, etc.).

Los efluentes salinos, aún al carecer de peligrosidad, deben ser correctamente gestionados, ya que su descarga no controlada puede causar un elevado impacto ambiental. Esta gestión no siempre es sencilla y la opción más idónea depende siempre de una larga lista de factores, como caudal, concentración, situación geográfica, disponibilidad de fuentes residuales de energía, etc. Entre las opciones posibles de gestión de las salmueras, no cabe duda que la más sostenible ambientalmente consiste en abordar su tratamiento.

Las técnicas convencionales (tratamientos fisicoquímico y biológico) no son viables para tratar los efluentes de salmueras. Para garantizar la máxima eficiencia se debe recurrir a técnicas como la ósmosis inversa, la electrodiálisis y la evaporación al vacío. En función de la concentración inicial de sales de la salmuera, puede ser conveniente un primer proceso de concentración del efluente mediante ósmosis inversa. Si la concentración de la salmuera ya es elevada, la etapa de ósmosis inversa es prescindible. A continuación, la salmuera concentrada se somete a un proceso de evaporación al vacío en el que se concentra aún más y se genera una corriente de agua de gran calidad que puede ser mezclada con la producida en la ósmosis inversa. Finalmente, mediante un proceso de cristalización se obtienen las sales en estado sólido, cristalizadas y secas. Las sales pueden ser revalorizadas para su uso en el control de heladas, en la regeneración de resinas, etc.

En la etapa de concentración, el proceso de ósmosis inversa puede ser substituido por un sistema de electrodiálisis, el cual también permitiría concentrar el efluente de salmuera y producir un caudal de agua con una muy baja concentración de sales.

Si se dispone de alguna fuente de energía residual, puede ser ésta aprovechada en el proceso de evaporación al vacío, obteniendo unos resultados excelentes a un precio muy competitivo.

La ósmosis inversa y la electrodiálisis son procesos que pueden optimizar el tratamiento de las salmueras. Pero por sí solos no constituyen una alternativa de tratamiento, puesto que producen un caudal de agua sin sales a cambio de generar siempre un efluente residual, en este caso con una concentración de sales aún más elevada.

La tecnología clave en el tratamiento de las salmueras es la evaporación al vacío, técnica en la cual Condorchem Envitech es una empresa especialista con una amplia experiencia diseñando y construyendo los equipos que mejor se adaptan a las particularidades de cada cliente.

Los evaporadores al vacío han demostrado ser, con diferencia, la tecnología de aplicación más exitosa para este tipo de efluentes residuales. Permiten por un lado obtener el más alto grado de concentración posible, incluso hasta sequedad de la sal, y del otro obtener un efluente depurado que puede cumplir normalmente con los límites de vertido habituales, por su baja conductividad y presencia de contaminación orgánica.

La gestión del concentrado es el punto más comprometido del tratamiento. Debemos intentar minimizarlo todo lo que sea posible y económicamente viable, pues su destino final será gestor de residuos (si es una salmuera muy concentrada) o incluso vertedero, en el caso de poder llegar a precipitar la sal.