Condorchem Envitech | English

Tag : evaporación al vacio

Home/Posts Tagged "evaporación al vacio" (Page 10)

Subproductos del alperujo y su obtención mediante evaporadores al vacío

subproductos del alperujoEl alperujo es un concentrado que se obtiene en el proceso de producción del aceite de oliva, y está compuesto por los distintos restos que quedan de la aceituna tras haberle extraído el aceite, es decir, las partes sólidas, el alpechín y los restos de aceite que no se han podido extraer después del proceso de centrifugación.

Este alperujo, antaño considerado como un residuo, debe ser considerado a día de hoy como un subproducto, ya que puede ser valorizado y reutilizado para los siguientes usos:

Aceite de orujo. Se realiza con la grasa que queda adherida a los restos de la extracción del aceite de oliva extra y refinado. Se trata de un aceite de calidad inferior y que ha presentado problemas de toxicidad en diversas ocasiones.

Combustible para la generación de energía eléctrica y térmica. El único inconveniente es la gran producción de cenizas que se obtiene al quemar el alperujo.

Gracias a su alto contenido de materia orgánica y micronutrientes puede ser utilizado también como abono biológico. La aplicación del compost de alperujo en el olivar permite retornar al suelo los nutrientes extraídos con la cosecha. Hoy en día existen diversas empresas que se dedican a recoger el alperujo de las almazaras para obtener el concentrado de materia orgánica y volver a venderlo a las mismas almazaras como abono.

Asimismo, el alperujo también contiene componentes antioxidantes, de interés para la industria farmacéutica, y puede ser utilizado para la producción de pectinas, compuesto utilizado en la industria alimentaria.

Para poder obtener estos subproductos del alperujo ha de ser tratado, de forma que podamos separar lo que es el concentrado de materia de las aguas depuradas. Existen diferentes alternativas para el tratamiento del alperujo como residuo, pero la que permite obtener un concentrado de mayor calidad para su posterior reutilización como subproducto es la evaporación al vacío.

Los lodos obtenidos mediante los tratamientos biológicos y los tratamientos físico-químicos no son tan ricos en materia orgánica, ya que lo que estos métodos pretenden es precisamente eliminar esa materia y obtener un fango que se habrá de enviar a un gestor de residuos. Así pues nos encontramos con un fango que contiene un concentrado de muy baja calidad y que además contendrá restos de los productos y bacterías utilizados para eliminar el alperujo, lo que desaconseja todavía más su uso si lo que se pretende es obtener un subproducto que pueda ser reutilizado como abono.

Con un evaporador al vacío por bomba de calor se consigue concentrar la materia orgánica pura, separándola del agua y el alcohol que contiene el alperujo. Este concentrado ya puede ser aplicado a los distintos usos que se han comentado anteriormente.

Para almazaras con niveles de producción medios y altos, que generan una alta cantidad de alperujo, la evaporación al vacío constituye una solución muy interesante, ya que puede ser rentabilizada en un plazo razonable de tiempo y ofrece unos resultados excelentes desde la óptica de la gestión de residuos.

A nivel económico, los resultados obtenidos con el evaporador al vacío nos permiten generar ciertos ahorros en costes variables, ya que se eliminan los fangos que periódicamente se han de enviar al gestor de residuos, y a la vez se obtiene abono para la plantación de nuevos olivos sin necesidad de comprarlo a los proveedores.

…la evaporación al vacío constituye una solución muy interesante, ya que puede ser rentabilizada en un plazo razonable de tiempo y ofrece unos resultados excelentes desde la óptica de la gestión de residuos

Evaporadores al vacío para el tratamiento de residuos líquidos en centrales nucleares

istock_000014949943xsmallSegún los diferentes tipos de reactores se producen diferentes corrientes de desechos. Estas corrientes difieren tanto en contenido de actividad como en cantidad de desechos líquidos generados.

Estos desechos líquidos activos se producen en la depuración de los refrigerantes primarios (PWR, BWR), limpieza de la piscina de almacenamiento del combustible gastado, desagües, agua de lavado y fugas de agua. Asimismo, Las operaciones de descontaminación de reactores también producen desechos líquidos.

Los desechos radiactivos líquidos obtenidos contienen en general componentes radiactivos solubles e insolubles y sustancias no radiactivas. El objetivo es descontaminar los desechos líquidos hasta tal grado que el volumen total descontaminado de desechos acuosos pueda liberarse al medio ambiente o reciclarse. Los concentrados de desechos se someten posteriormente a acondicionamiento, almacenamiento y evacuación.

Se utilizan normalmente técnicas estándar para descontaminar las corrientes de desechos líquidos. Cada proceso tiene un efecto particular sobre el contenido radiactivo del líquido. El mejor efecto de reducción de volumen, en comparación con otras técnicas, se logra mediante la evaporación al vacío.

La evaporación al vacío es un método comprobado para el tratamiento de desechos radiactivos líquidos que proporciona a la vez buena descontaminación y reducción de volumen. El evaporador al vacío elimina el agua del proceso en fase vapor quedando componentes no volátiles tales como sales que contienen la mayoría de los radionucleidos. La evaporación es probablemente la mejor técnica para desechos con un contenido relativamente elevado en sales y una composición química bastante heterogénea.

En el siguiente documento podrás encontrar más información acerca del tratamiento de residuos líquidos en centrales nucleares.

pdfadobe1Tratamiento de residuos líquidos en centrales nucleares

Vertido cero en líneas de pretratamiento de pintura mediante técnicas de evaporación

pintura_ok

Los baños concentrados y aguas procedentes del proceso de tratamiento de los metales previos a aplicación de pintura, contienen agentes tóxicos (detergentes, carga orgánica elevada, sales, etc.) que obligan a su minimización mediante un tratamiento adecuado para los mismos.

Entre las diversas técnicas utilizables en la actualidad, destacamos la evaporación al vacío como método universal y de una simpleza tal, que la convierte en la mejor solución para tratar este tipo de vertidos.

La evaporación atmosférica es probablemente el método más seguro de separar el agua de los componentes con los que se encuentra mezclada, pero los altos costes de gestión energética del método tradicional lo convierten en un proceso poco viable bajo la perspectiva económica, en el caso que nos ocupa.

Así pues, se distinguen varios principios o modalidades diferentes de evaporar al vacío para conseguir ventajas económicas en esta operación:

Cualquiera de estas técnicas sirven para, mediante un proceso físico de bajo consumo energético, obtener un ciclo cerrado de tratamiento de las aguas de proceso en una línea de pretratamiento.

A continuación os dejamos un artículo donde profundizamos mucho más sobre esta problemática y sus posibles soluciones.

pdfadobe2Vertido cero en líneas de pretratamiento de pintura mediante técnicas de evaporación

La concentración al vacío, una nueva solución para la producción de sustancias y principios activos de origen natural.


aloe-vera
En los últimos años los productos que incluyen en su composición una dosis de aditivos naturales, de producción orgánica, han experimentado un importante crecimiento. Algunos ejemplos de este tipo de productos los encontramos en sectores como la cosmética y medicina natural (aloe vera), determinados preparados alimenticios (nutracéuticos), o los insecticidas biológicos.

Para la elaboración de estos productos se hace necesaria la obtención de un concentrado de extracto del aditivo natural que sea necesario en cada caso. Normalmente se trata de extractos naturales de origen botánico, como plantas, flores, frutas, hongos, raíces, etc.

Así pues, hay que llevar a cabo un proceso de separación y concentración de sustancias en mezclas de líquido y sólido, que permita obtener el concentrado de aditivo que posteriormente se incorporará al proceso de producción

A día de hoy, la concentración al vacío mediante el uso de evaporadores al vacío es el método más efectivo para garantizar un concentrado del fruto de alta calidad.

Este novedoso procedimiento permite simultanear, en una única etapa, los procesos de separación y concentración. De un lado se evapora el solvente o extractante, y por el otro se puede concentrar el principio activo hasta prácticamente sequedad.

Todo el proceso de separación y concentración se lleva a cabo a temperaturas bajas, entre 25º C y 30º C. Gracias a esto no se alteran ni desnaturalizan los principios activos del aditivo durante el proceso.

Además, los concentradores al vacío son equipos de alta eficiencia, tanto económica como medio ambiental, ya que permiten recuperar el solvente utilizado en el proceso para su posterior reutilización, no emiten vapores ni emisiones al medio ambiente, consumen una cantidad moderada de energía eléctrica (entre 150 y 250 w/litro evaporado), pueden trabajar de forma autónoma 24 h/día, y prácticamente no precisan de mantenimiento. Además, su vida útil puede superar los 20 años.

A continuación, os dejamos un artículo en el que podéis consultar todas las ventajas del concentrado al vacío, y otros procedimientos similares para la separación y concentración de sustancias en mezclas de líquido y sólido.

pdfadobeConcentración al vacío para extractos naturales